Cocina y despensa

Las cestas apilables de rejilla para la cocina te permiten tener todas las cosas en su sitio. Las mejores cestas apilables te permiten apilar los distintos contenedores sin importar si estos están llenos o vacíos. ¡Busca la solución de almacenamiento que mejor se adapte a tu cocina!

Puedes tener varias cajas o cestas apilables en un rincón de tu cocina o despensa esperando a ser utilizados. Cuando los tengas llenos puedes apilar uno sobre otro poniendo la tapa. Los contenedores de rejillas metálica que no tienen tapa suelen incluir un soporte basculante para permitir su apilado. Y cuando se vuelvan a quedar vacías las apilas de nuevo. Esto te permite ahorrar aún más espacio. Todos tus objetos estarán a la vista y perfectamente organizados para que los encuentres con mucha facilidad.

¿Por qué comprar cestas apilables para cocinas y despensas?

Todo el mundo sabe que las baldas de estantería nunca estan a la altura correcta. O estan muy separadas o muy juntas. Por ello, aprovechar bien el espacio se convierte en una misión imposible. Pon fin a este problema metiendo unas cestas apilables en cada balda.

Olvídate, del típico apaño de poner unas cosas detras de otras (nunca se sabe lo que hay detrás). Y aunque lo sepas cuando te toque cogerlos tendrás que mover todo y recolocarlo. Y si no haces esto estás desperdiciando el valioso espacio de nuestra despensa. ¿Qué se puede hacer entonces? La mejor solución es comprar cestas apilables o contenedores con tapa.

La mayoría de las cajas apilables son transparentes. Las cestas son de rejilla. En ambos casos se puede ver lo que contienen. Ésta es siempre la mejor solución siempre que se almacenan objetos: poder ver el contenido de cada caja directamente. Así evitaremos tener que utilizar una impresora de etiquetas o un rotulador permanente para etiquetar el contenido.