Fundas protectoras para sillas apilables

Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

¿Como conseguir que no se manchan o se decoloren por el sol las sillas apilables de plástico expuestas a la intemperie? La solución es tan simple como utilizar unas fundas protectoras para sillas apilables.

Seamos realistas. Poca gente tiene espacio de sobra como para guardar las sillas de terraza en el interior cuando llega la temporada de lluvias. Incluso si tienes el espacio seguramente no te apetece tener que moverlas dos veces al año. Así que no te queda otra que apilarlas en el exterior. Y cuando llega el calor en primavera toca ponerse a limpiarlas. La lluvia y el polvo del ambiente forman el típico barro, sobre todo en la primera silla pero el resto también acaban hechas una pena.

Y lo peor no son las manchas de agua… Los rayos ultravioleta del sol pueden comerse el color de tus sillas (y la propia silla). Todos hemos visto como quedan los plásticos despues de años expuestos al sol. Completamente pasado, con la superficie llena de cráteres y con la textura quebradiza que se desprende sólo con pasar la uña. Si tus sillas son resistentes a la intemperie tienes suerte, te aguantarán muchos años en buenas condiciones. Si no… mejor compra unas fundas protectoras si es que quieres conservarlas. Ahora bien… ¿qué funda protectora comprar?

Los tipos de fundas protectoras para sillas apilables expuestas a la intemperie

Dependiendo de tu presupuesto te vas a encontrar con varias opciones. Las fundas protectoras de rafia son las más baratas. Pero no te van a durar más de dos años. El primer año lo superan fetén, al segundo empiezan a soltar hilos. Al tercer año las vas a encontrar demacradas y en un estado lamentable, como si hubieran tenido la lepra (sin ánimo de ofender).

Infinitamente mejores son las fundas protectoras con tratamiento anti rayos UV. Estas fundas están hechas con tejidos hidrofugados que repelen el agua de lluvia (se forman sobre ellas las típicas bolitas de agua). El tratamiento de su tejido contra los rayos UV evitan que el sol degrade el material.

Lo más curioso es que no son mucho más caras que las de rafia. Así que yo no lo dudaría, antes que las de rafia compraría unas fundas de este tipo. Algunas de las fundas incluyen una lámina de poliéster plateado en el interior. Se utiliza este forro como medida adicional de protección contra la radiación ultravioleta.

Las mejores fundas protectoras para sillas apilables

Y finalmente tienes las Rolls-Royce de las fundas protectoras. Las de poliéster tejido. Este tejido tiene el aspecto de loneta de toldo pero es un poco más suave. No son tan baratas como las otras fundas pero su calidad es muchísimo mayor. Sus costuras están reforzadas para asegurar muchos años de servicio. Además incluyen correas y cordones para ajustar las fundas bien en los bajos de las sillas y evitar que se vuelen con el viento (un punto a favor). Incluso las puedes encontrar con cremallera.

En definitiva, si tu presupuesto lo permite no lo dudes, compra fundas protectoras de poliester reforzado. Puedes comprar fundas de todo tipo en Amazon.