Aparador de roble macizo con 2 puertas y 3 cajones

SKU: B07D53YSWS Categorías: , , Etiquetas: ,

Descripción

Aparador de roble macizo de gran calidad, fabricado con auténtica madera de roble y no de aglomerado chapado. Se trata de un buen mueble de salón, un aparador de los de verdad, de los que están hechos para durar toda la vida. Este aparadorr combina con muchos estilos de decoración. Por el color de su veta, esta madera queda especialmente bien con paredes de color blanco o azul oscuro.

Medidas: 180x47x74 cm. Sus patas son de acero pintado en color gris oscuro. La madera es de color roble ahumado.

¿Por qué comprar un aparador de roble macizo?

Álvaro Cunqueiro decía que el lobo trata de usted al roble, mientras que el roble se permite el lujo de tutear al lobo. El roble, perteneciente a la familia de las encinas, es un árbol al que siempre se le ha rendido un culto especial. La madera de roble tiene una gran resistencia y unas excelentes propiedades mecánicas. Las sobresalientes cualidades de esta madera han hecho que sea una de las más demandadas y como consecuencia de ello su población se ha visto bastante reducida en los últimos años.

Este aparador de roble macizo está hecho con madera de fibras largas, flexibles y ortogonales. Se trata de una madera de grano algo tosco y grueso. Es un material que resiste muy bien la flexión y la compresión. También podríamos decir que es algo elástico y flexible. Debido a estas propiedades esta madera se ha utilizado, no solo para construir muebles sino también en ingeniería naval o para fabricar las traviesas del ferrocarril.

Los ebanistas y carpinteros aprecian la madera de roble por su solidez y duración. Este aparador de roble macizo está fabricado con el mismo tipo de árbol que se utiliza para fabricar las duelas de los toneles de las bodegas. También las ruedas de los carros y de algunos molinos se fabricaban antaño con madera de roble. Salvando las distancias, es una madera de color parecido a la utilizada para construir las estanterías de bambú de color tostado. También es una buena madera para hacer taburetes macizos.

Un aparador de roble macizo es un mueble que soporta mejor los arañazos y los golpes (perfecto para los niños). Debido a su resistencia mecánica, las baldas de este aparador también van a tender a flexar menos que las de un mueble de pino o aglomerado, que enseguida se comban con el peso. La madera de roble es muy apreciada por su malla: unos anillos ligeramente plateados presentes en muy pocas especies de madera. Esta, es una de las cualidades más características del roble. Es algo parecido, asimismo, a la madera de castaño (Castanea sativa).