Cajas

Las cajas para almacenar objetos las tenemos de todos los tipos. Algunas son de cartón, otras de plástico. Incluso existen cajas para la colada forradas de tela. En cualquier caso es importante utilizar el tipo adecuado de caja para cada necesidad que tengamos.

Tipos de cajas para almacenamiento

Las más utilizadas son las siguientes:

  • Apilables: con tapa opcional: pueden ser transparente u opacas. Se suelen guardar en estanterías o debajo de las camas. Las transparentes permiten ver el contenido lo cual es útil. Pero si el contenido se daña con los rayos solares es mejor optar por cajas de plástico opacas.
  • De cartón: son mucho más endebles que las de plástico. No se recomienda apilarlas “con tanta alegría” ya que se pueden deformar por el peso. Son menos resistentes a la humedad. Sin embargo son bastante decorativas ya que vienen barnizadas o pintadas en variados motivos coloridos.
  • Modelos especiales: por ejemplo el anteriormente mencionado para la colada. Es un modelo de contenedor plegable y apilable que se monta y se desmonta para ahorrar espacio.

Mostrando todos los resultados (3)