Bandejas apilables para oficina

Las bandejas apilables de oficina son la solución ideal para organizar los documentos en tu escritorio. Desde su invención, oficinas y particulares han confiado en ella para clasificar el correo entrante, las facturas y cualquier otro tipo de documentación. Su principal cualidad, y la más valorada, es la facilidad con la que se accede a su contenido.

Bandejas apilables

¿Qué forma tienen las bandejas apilables?

Las bandejas apilables tienen forma de caja abierta, con laterales para que no se escapen los folios. Incluyen una ranura frontal para facilitar el acceso a los documentos. Esta ranura resulta clave para poder coger las hojas que están apiladas en las casillas intermedias. Obviamente, los folios almacenados en la bandeja superior son muy fáciles de coger. Sin embargo, los de pisos inferiores, serían complicados de extraer de no ser por esta hendidura.

De igual manera, la disposición más habitual de las bandejas apilables, es la natural o vertical. No obstante, también existen bandejas horizontales apaisadas, pero son mucho más exóticas y difíciles de encontrar. Las bandejas de plástico pueden ser translúcidas, transparentes (permiten ver el contenido) u opacas. Los materiales para su fabricación comprenden desde el poliestireno, policarbonato o metacrilato en las plásticas; hasta el acero o la malla perforada en las metálicas. Las bandejas apilables son el complemento ideal de las cajoneras modulares.

¿Qué tipos de bandejas apilables existen?

Predominan fundamentalmente dos tipos de bandejas apilables, las de plástico y las de alambre de acero. Las bandejas apilables de alambre, aunque no son tan baratas, son muy duraderas y resistentes. Son las que podemos ver en cualquier estafeta de correos. No obstante, hay quién prefiere comprar bandejas de plástico para procesar la correspondencia debido a sus laterales cerrados. En cualquier caso, de plástico o de metal, estas bandejas son una solución de archivo muy eficaz. Cartas, sobres, correo entrante y saliente, facturas y albaranes, presupuestos u hojas de pedido. Todo cabe en estos versátiles contenedores.

En segundo lugar, dejando el material de fabricación ya al margen, está la propia tipología de la bandeja. Éstas pueden ser fijas o giratorias. Las giratorias, como norma general, constituyen una torre de varias unidades que giran sobre un eje. Son utilizadas cuando el acceso a los folios debe hacerse desde distintas ubicaciones. Por ejemplo, cuando varios compañeros de oficina la comparten. Así, es posible que uno deje los documentos preparados para que otro empleado los procese. Lo que hay que tener presente es que las bandejas giratorias casi siempre son metálicas y por ello son algo más caras.

Bandejas apilables metálicas: de chapa o de alambre. Cromadas o pintadas.

Si optas por comprar las bandejas metálicas tienes igualmente una buena ristra de opciones en el catálogo de productos. En primer lugar, las vas a encontrar de alambre de acero, de chapa perforada o de rejilla metálica. Las de alambre forman mayores huecos o luces y podrían escaparse los pequeños papeles como tarjetas de visita. Con las de chapa perforada o rejilla es imposible que esto suceda.

Y en segundo lugar, tienes dos estilos de decoración. El clásico cromado, con un baño de cromo, más habitual en las de alambre. Y las bandejas apilables pintadas. De color negro o gris plata habitualmente. Las pintadas son más baratas pero la pintura puede saltar con el paso de los años.

Bandejas apilables Jumbo, de alta capacidad

Un tipo especial de bandeja apilable es la bandeja Jumbo. Así es como se conoce a una version alternativa al tamaño de las bandejas de plástico convencionales. Esta bandeja es mucho más alta de lo habitual. Es perfecta para guardar dosieres, fundas, cuadernos, carpetas y todos aquellos documentos que por su volumen colapsen rápidamente el interior de la misma.

Además, algunos fabricantes de materiales de papelería como Archivo 2000, te ofrecen una segunda solución. Los separadores de bandejas. En este caso la altura y las dimensiones de la bandeja no varían. Son iguales. Pero se insertan unos separadores de plástico entre ellas para aumentar la distancia que las separa. De esta forma se aumenta la capacidad de archivo. El único inconveniente es que los laterales quedan abiertos y no resulta tan elegante.

Marcas de bandejas apilables

¿Has decidido comprar bandejas apilables para tu despacho o para el hogar? Querrás conocer cuáles son las mejores marcas. Al ser una solución de archivo tan extendida, son muchos los fabricantes que las elaboran. Una de las marcas más conocidas es Esselte. Esta compañía sueca, está especializada, precisamente en los productos para el archivo de documentos. Además de bandejas apilables, fabrica archivadores de anillas, fundas multitaladro, dosieres uñero o subcarpetas con fástener. Materiales que también te serán de utilidad para procesar tus documentos.

Otras marcas que gozan de buena popularidad y cosechan un buen número de opiniones positivas en tiendas como Amazon son: Archivo2000, Cep, Q-Connect y Leitz. Cada marca opta por una gama de colores algo diferente a las del resto. Asimismo, todas estas bandejas apilables difieren substancialmente en su estilo. Algunas marcas optan por utilizar rejilla de plástico, por ejemplo Faibo, otras optan por un diseño sólido por ser más resistente.

¿Dónde se utilizan?

Es frecuente encontrarlas, sobre todo, en oficinas. Pero por su versatilidad también son muy utiles para organizar los papeles personales en casa. Colegios, hospitales, talleres y fábricas también las utilizan como lugar de almacenamiento intermedio para el procesado de sus documentos.

¿Dónde se compran las bandejas apilables de oficina?

Estas bandejas se pueden comprar en Amazon, en papelerías, o en tiendas online de material de oficina.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *