Productos apilables o plegables ¿cuáles son mejores?

Comprar productos apilables o plegables, ¿cuál es la mejor opción? Esta es una de las preguntas que más nos planteamos a la hora de comprar las cosas de casa. Por ejemplo, una de las dudas más recurrentes es si son mejores las sillas apilables o las plegables. Aunque, ambas soluciones persiguen ahorrar espacio en nuestra vivienda, no lo hacen de la misma manera. ¿Cuáles son más interesantes?

Productos apilables: perfectos para una única estancia

La estrategia planteada por los productos apilables es destinar un espacio fijo para formar una torre. Cuando hay que hacer uso de ellos simplemente se van cogiendo sillas, mesas, taburetes, bandejas—lo que sea. A la hora de recoger se hace lo contrario.

Si se dispone del suficiente espacio esta opción es muy efectiva. El único inconveniente potencial es la dificultad del traslado entre habitaciones, mudanzas, etc. De manera que las soluciones de mobiliario apilables están recomendadas cuando se van a emplear en una única estancia. Un ejemplo serían las sillas y mesas apilables para aulas, terrazas, restaurantes, etc.

Sillas apilables, perfectas para restaurantes

Otra ventaja que presentan este tipo de productos es que su construcción es mucho más sólida. Al no contener elementos móviles no producen holguras. Por ello se trata de artículos más duraderos y robustos que los plegables. Más si estos últimos no son de buena calidad. Por ejemplo, una silla apilable, incluso si es muy baratacha, es muy díficil que se nos rompa. Sin embargo una silla mediocre plegable no nos va a durar más de un asalto.

Productos plegables: mejor para mudanzas y traslado entre habitaciones

La ventaja que ofrecen los muebles y complementos plegables es el poco espacio que ocupan cuando están cerrados. Esto, también se traduce en un espacio reducido de almacenamiento. Pero nunca es tan óptimo como su alternativa apilable. Diez mesas apiladas ocupan menos volumen que diez plegables. Sin embargo, esta aparente debilidad de los objetos plegables es al mismo tiempo su punto fuerte. Muy especialmente, cuando hay que transportarlos en vehículos pequeños.

Sillas plegables

Conclusión: ¿cómo decidir entre apilables y plegables?

Tomar la decisión correcta entre apilables o plegables no es tan dificil. Siempre y cuando se conozca bien el uso que van a recibir dichos objetos. En caso contrario hay que apostar por una de las dos opciones teniendo claro que la principal diferencia entre apilables o plegables tiene que ver, sobre todo, con el transporte y su estabilidad.

Si su eventual transporte o mudanza no te resulta complicado. Por ejemplo tienes un vehículo grande o una furgoneta. Puedes ir directamente a los apilables. Si tienes un turismo pequeño, para ir de camping, a la playa, etc., mejor los plegables.

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *